Una boda pasada por agua…

Hola a todos!!
como habréis podido leer a través de facebook y twitter, la boda del sábado pasado estuvo pasada por agua. Creo que es la segunda boda que organizo en la que no para de llover en todo el día.
He de reconocer que me llevé un gran disgusto ya que llevábamos un año planeando esta boda confiando en que un 8 de junio luciría el sol y haría calorcito. No fue así.
Como somos previsores llevábamos el plan B en mente y no nos quedó más remedio que llevarlo a cabo. Todos los rincones del jardín  que íbamos a decorar los tuvimos que concentrar en la carpa donde tuvo lugar la ceremonia. Así que el precioso bodegón de flores, la mesa de limonada, el rincón del recuerdo, el kit de los momentos felices y otras muchas cosas más tuvieron que ir  a cubierto.
Al menos el resultado fue un éxito y nuestros novios y sus invitados quedaron súper satisfechos y sorprendidos.

Es curioso la importancia que le damos al clima los meses y los días previos a la boda y cómo cuando llega el deseado día D, el clima pasa a un segundo plano. Ese día lo que importa son los novios, sus invitados y el “clima” emocional que se genera. El sábado el ambiente fue cálido, emotivo cargado de sentimientos. Una ceremonia preciosa, unos invitados entregadísimos que bebieron limonada hasta vaciar las jarras a pesar de que, calor lo que es calor, no hacía.
Me quedo con las preciosas palabras que me dijeron los novios y lo contentos que se quedaron de nuestro trabajo.
Os dejo unas fotos para que juzguéis por vosotros mismos.
Roxana e Imanol gracias! y pasarlo genial en vuestro viaje de novios!

Leire

Image and video hosting by TinyPic

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

14 − 8 =